optica zires blanco

Tipos de lentillas

Las lentillas forman parte de un gran avance en el mundo de la oftalmología y la corrección de problemas visuales. Al tener la ventaja de ser cómodas e invisibles, muchas personas han optado por su uso diario y continuado.

Es de gran importancia saber que, si deseas comenzar a hacer uso de las famosas lentillas, debes de tener en cuenta la opinión de tu médico para que así pueda recomendarte las ideales y evaluar tu caso.

Si eres de esas personas que desean dar el gran paso para pasarte al bando de las lentillas, en esta web encontrarás todos los tipos de lentillas existentes para poder elegir las correctas.

Según el material:

  1. Lentillas blandas: Son las más cómodas y avanzadas. Están formadas por una capa hidrofílica de hidrogel que permiten retener la humedad, y al ser flexibles son más traspirables que los demás tipos, lo que significa que deja el paso del oxígeno en una mayor proporción que las lentillas duras o semirrígidas.
  2. Lentillas duras: Están hechas de un material más rígido y son permeables al gas, lo que permite el paso de oxígeno a la córnea. Es ideal para personas que tengan problemas de astigmatismo, con problemas visuales que afecten a la forma del ojo. Debido a su rigidez, no poseen tanta flexibilidad como las blandas, por lo que mantienen su forma original.
  3. Lentillas semirrígidas: Combinan los materiales de lentillas blandas y duras. Son llamadas también lentillas híbridas.

Según el periodo de uso:

  1. Lentillas diarias: Son lentillas que luego de un día de uso deben de ser desechadas. Esta opción es ideal para personas que desean utilizar las lentillas en eventos u ocasiones concretas. Una gran ventaja es que no necesitan la higiene y limpieza diaria de otro tipo de lentillas.
  2. Lentillas quincenales: Son reemplazables cada quince días y exigen el mismo mantenimiento que las mensuales.
  3. Lentillas mensuales: Permiten su uso continuado por 30 días, y son ideales para aquellas personas que desean un uso diario de las lentillas.
  4. Lentillas de uso prolongado: Son aquellas que pueden ser usadas de manera continuada durante un tiempo. Dependiendo de la opinión del especialista, puedes incluso utilizarlas para dormir. No necesitan tanto mantenimiento como las mensuales.

Según el objetivo del paciente:

  1. Lentillas transparentes: Tienen el simple objetivo de proporcionar la corrección adecuada para cada paciente.
  2. Lentillas de colores: Además de tener la posibilidad de corregir, permiten variar el color de los ojos.

Según la corrección ocular:

  1. Lentillas para miopía e hipermetropía: En este caso es recomendable las lentillas esféricas, que corrigen errores refractivos (para miopía curvadas hacia adentro y para hipermetropía curvadas hacia afuera) para proporcionar una visión nítida.
  2. Lentillas para astigmatismo: Son conocidas de igual forma como lentillas tóricas, útiles para personas que sufran de astigmatismo.
  3. Multifocales o progresivas: Sirven para corregir problemas de astigmatismo, miopía o hipermetropía mientras ayudan a corregir la presbicia, la cual se debe a una vista cansada.

Deja un comentario